Vi mi pasadoVi mi niñez y alegríaVi a mi abuela y su mate cocido con tostadasVi a mis amigos corriendo en bicicletaMi primera novia y el oso azul que me regalóVi mi última novia y el lugar en que me abandonóVi la muerte de mi amigo y lo vi también comiendo un asado juntosVi todo de forma simultánea y sin ordenVi a mi mamá comprándome un libro de cuentos en el quiosco del barrioTambién vi cuando me castigó por perderloVi mi primer partido de básquet y la última cena con mis hermanosVi el rostro de mi papá cuando me habló como adulto por primera vezVi todos los momentos en que estuve solo, triste, alegre, llorando, recordandoPero no te viFue inútil, pero por más que quise no te pude encontrarni en mi pasado ni en mi presente ni en mi futuro. Para ver, a veces, es necesario estar preparado